Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Frutas para tu Salud |

LA CIRUELA QUE ES..

11Los nutrientes de la ciruela son tan beneficiosos, desde la gran cantidad de fibra hasta la vitamina C, que deberíamos poner atención y aprovechar las diferentes maneras en que podemos consumirla, para no perder ninguna de sus propiedades.
Por eso, en esta ocasión hacemos un repaso por los principales beneficios que se obtienen al comer esta agradable fruta.
La ciruela, fruta del árbol llamado precisamente ciruelo, es una fruta de color rojo, carnosa y con una sola semilla en su interior. Algunas otras frutas que pertenecen al mismo subgénero de la ciruela son el melocotón y la cereza. La parte carnosa de la ciruela es jugosa y de consistencia firme, mientras que su cáscara tiene una textura cerosa.

14
Los nutrientes de la ciruela
Algunos de los principales nutrientes que se encuentran en una ciruela cruda son los siguientes:
Fibra alimentaria. Como sabemos, la fibra alimentaria es muy importante para el buen funcionamiento de la digestión, ayudando a prevenir problemas como el estreñimiento.
Vitamina C. La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es necesaria para las reacciones de las enzimas, además de ser un importante antioxidante y un tipo de combustible que hacer funcionar mejor el sistema inmunológico.
Vitamina K. La vitamina K contenida en la ciruela es utilizada en el organismo para la adecuada coagulación de la sangre y los procesos metabólicos de los huesos.
Potasio. Uno de los minerales más importantes que podemos encontrar en la ciruela es el potasio, un mineral de enorme importancia para las funciones del sistema nervioso. Además, el potasio juega un papel muy relevante en la osmorregulación, es decir, logra un balance entre las células y el fluido extracelular.
Sorbitol. El sorbitol es un compuesto orgánico de sabor dulce, un tipo de azúcar alcohólico, que tiene propiedades laxantes. Gracias al sorbitol, el consumo de ciruelas puede ayudar a tratar los problemas de estreñimiento y su consumo habitual puede ayudar a promover la regularidad para ir al baño. Claro está, no se recomienda comer muchas de una sola vez, por las obvias razones que este compuesto provocaría.

12
Ideas para comer ciruela
La ciruela se ha ganado un lugar entre los frutos considerados súper alimentos debido a los múltiples beneficios que reporta para la salud humana. Se considera que tiene un alto contenido en antioxidantes y fitonutrientes que ayuda a la protección del organismo y a prevenir el envejecimiento.
Veamos algunos valores de esta deliciosa fruta:
Las suculentas y carnosas ciruelas son bajas en calorías y no contienen grasas saturadas; sin embargo, poseen vitaminas y minerales que fortalecen el organismo.
Contiene ciertos compuestos, como la fibra y el sorbitol, que ayudan a regular el funcionamiento del sistema digestivo. Por esta razón, se le emplea para tratar problemas de estreñimiento.
Son fuente de vitamina C, un poderoso antioxidante natural. El consumo diario de ciruelas ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia frente a agentes patógenos, inflamaciones y radicales libres.
Las ciruelas amarillas frescas son una fuente directa de vitamina A y beta caroteno. La vitamina A es importante para la salud de la vista, de la piel y las membranas mucosas. Consumir ciruelas con frecuencia previene el cáncer de pulmón y el de la boca.
Las ciruelas son ricas en minerales como hierro, potasio y flúor. El hierro es muy necesario para la formación de glóbulos rojos, el potasio es esencial en las celulares y en los fluidos del cuerpo, ayuda a controlar la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
También la fruta es rica en el complejo vitamínico B, vitaminas que ayudan a metabolizar carbohidratos, proteínas y grasas, y en vitamina K, esencial para la formación de muchos factores de coagulación sanguínea, así como para el metabolismo ósea. Además la vitamina K ayuda a reducir el Alzheimer en los ancianos.
Después de saber lo buena que es para nuestro organismo, no dejes de incluir la ciruela en tu dieta regular. Puedes comerlas frescas o preparar jaleas y jugos, son muy sabrosas y nutritivas.