Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Hierbas Medicinales |

LA BERENJENA QUE ES….

12

La pulpa de la berenjena, que es el fruto desde el punto de vista botánico, contiene muy pocas proteínas, apenas grasas y moderada cantidad de hidratos de carbono.
No destaca por su valor energético ni nutritivo, puesto que ofrece un residuo seco inferior al 8% a causa de su escaso contenido proteico, hidrocarbonado y mineral. El agua es el elemento mayoritario de su peso.
Comparada con otras verduras y hortalizas, contiene una cantidad intermedia de fibra, más abundante en la piel y en las semillas. El aporte de sales se lo debe al potasio, el mineral más abundante, y en su composición se contabilizan cantidades discretas de fósforo, calcio, magnesio y hierro. En cuanto a su carga vitamínica, sobre todo folatos y vitamina C, no resulta significativa en comparación con el resto de hortalizas.
El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Interviene también en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
Las propiedades dietéticas saludables atribuidas a la berenjena se deben a sus componentes fitoquímicos de propiedades antioxidantes, responsables de su ligero sabor amargo.
Por todo ello podemos considerar que la berenjena tiene propiedades:
Antioxidantes.
Laxantes.
Digestivas.
Diuréticas.
Enfermedades en las que su uso puede hacerse recomendable:
Trastornos del Riñón y las vías urinarias: Cistitis. Infecciones urinarias. Insuficiencia renal. Litiasis renal. Uretritis.
Trastornos del Estómago y el Intestino: Dispepsia. Diverticulosis. Estreñimiento.
Trastornos de la Vesícula biliar: Congestión biliar
Cáncer.
Obesidad.
Retención de líquido.
Datos a tener en cuenta:11
Para los trastornos del riñón combina muy bien con agua, limón, avellana, fibra, alcachofa, borraja, coliflor, jobo rojo, judía verde, calabaza, apio, calabacín castaña, dátil, maíz, patata, aceite de pescado, cereales integrales, manzana, melocotón, sandia, níspero, pera y uva.
Para el cáncer combina muy bien con naranja, limón, pomelo, ciruela, manzana, plátano, uva, zarzamora, fresas, cerezas, acerola, fibra, pan de centeno, remolacha roja, col, coliflor, soja, zanahoria, tomate, pimiento verde, yogur, cebolla, ajo, perejil, brécol, rábano y aceite de oliva.
Para los trastornos de la Vesícula biliar combina muy bien con alcachofa, apio, hortalizas, manzana, uva, níspero, fresa, rábano, lecitina de soja, fibra, ciruela, cereza, cardo, chucrut, tapioca, tamarindo, levadura de cerveza y aceite de oliva.
Para el estreñimiento combina muy bien con agua, fibra, cereales integrales, pan integral, salvado de trigo, ciruela, sandia, semillas de lino, uva, ruibarbo, miel, melocotón y aceite de oliva.
Contraindicaciones de la berenjena
El consumo de berenjena en estado crudo puede ocasionar inconvenientes estomacales, esto se debe a que dentro de sus componentes se encuentra una sustancia denominada solanina que ingerida en grandes cantidades resulta ser tóxica.
El consumo de berenjena en estado crudo puede ocasionar inconvenientes estomacales, esto se debe a que dentro de sus componentes se encuentra una sustancia denominada solanina que ingerida en grandes cantidades resulta ser tóxica. Por lo mencionado anteriormente, no se recomienda el consumo de la berenjena sin cocer, principalmente a aquellas personas que sean proclives a presentar problemas estomacales.
Tampoco es recomendable el consumo de la berenjena cruda por parte de niños, ya que podría ocasionarles fuertes malestares estomacales con presencia de diarreas y también vómitos. La cantidad de solanina que posee la berenjena es muy inferior a la necesaria para intoxicarse, sin embargo es recomendable cocerla antes de consumirla.
El fruto de la berenjena, cuyo nombre científico es Solanum melongena, es en un 94% agua, debido a esto es altamente diurético. Por lo anterior, el consumo de berenjena en grandes cantidades puede ocasionar una reducción de sodio y potasio en el organismo. Un consumo elevado y constante de este fruto podría ocasionar sensación de debilidad muscular y agotamiento debido a la falta de potasio.
Intolerancia a cualquiera de sus componentes. Las personas con esofagitis por reflujo deben limitar su uso.